Palma Palmilla pide un trato digno para los inmigrantes en las fronteras de Ceuta y Melilla

En la frontera de Melilla (Europa Press)La Mesa de Inmigrantes del Plan Comunitario Palma Palmilla Proyecto Hogar muestra su preocupación por las causas que están generando graves sucesos en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla durante estos meses. El derecho a establecerse en otros países es un derecho humano y todos los estados deben auxiliar a quienes se encuentran en situaciones de extrema pobreza y vulnerabilidad.

Palma Palmilla es un barrio que no permanece impasible ante estos hechos. Aquí viven más de 3.000 extranjeros registrados sobre una población total de 30.000 habitantes. Marroquíes, nigerianos, rumanos y ghaneses son las principales nacionalidades de los inmigrantes en esta zona de la ciudad de Málaga.

Más allá del derecho a custodiar las fronteras propias, es inaceptable que España use medidas antidisturbios contra personas que, por ejemplo, estaban nadando para pasar irregularmente a nuestro país. No es la invasión de un ejército la que se intentaba impedir.

Así mismo, la Mesa de Inmigrantes pide a las autoridades españolas que redoblen sus esfuerzos por apoyar el desarrollo social y económico en el África subsahariana, tanto directamente como a través de las políticas de la Unión Europea. De lo contrario, la gente seguirá eligiendo la tragedia personal del desarraigo antes que la miseria y los conflictos en su país.

Es importante que España y la UE verifiquen en las empresas transnacionales con sede en los estados miembro que la actividad económica de estas firmas se produce en términos de justicia y que no fomentan la explotación injusta y el empobrecimiento de los países. Además, reivindicamos la consideración de ilegítima de buena parte de la deuda de estos países con los estados europeos, ya que estas transacciones han servido en muchos casos para enriquecer a los tiranos locales y regionales.

La Mesa quiere mostrar nuestra preocupación y rechazo a los mensajes irresponsables que se han venido lanzando desde el Gobierno y reproduciendo en muchos medios de comunicación, ya que se está creando una sensación de amenaza de la inmigración para la sociedad española que es errónea.

La existencia de las mafias que se aprovechan de estas personas es otro factor que tener en cuenta. Es necesaria una apuesta decidida para erradicar las redes de tráfico de personas, las cuales, como toda mafia, también subsisten gracias a la connivencia o dejación de funciones de las autoridades a ambos lados de la frontera.

Marruecos y España son las puertas de Europa, y la UE debería tomarse más en serio este problema y verlo como un asunto común de todos los estados miembro. La Mesa de Inmigrantes se une a los esfuerzos del medio centenar de colectivos andaluces, como Andalucía Acoge y otros, que han elaborado un dossier sobre la situación en Ceuta para las autoridades de la UE y España. También compartimos con estas organizaciones la denuncia de las devoluciones en caliente a territorio marroquí de personas que cruzan irregularmente la frontera española, ya que esto supone un incumplimiento de las garantías que prevé la legislación española para personas demandantes de asilo, víctimas de trata y menores (http://ow.ly/undhF), como también defiende el Defensor del Pueblo en una recomendación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *