Carta abierta a Isabel Preysler #isabelhaysalida #somospalmapalmilla

Querida Isabel:

Te escribimos porque en Vanitatis hemos leído que estás pasando por unos momentos complicados. Nosotros también.Isabel en una imagen de archivo (I.C. - Vanitatis)

Durante años nos has abierto las puertas de tu casa y hemos visto crecer a tus hijos. Has formado parte de nuestras vidas y, por eso, cuando nos hemos enterado de tu bajón no hemos dudado en querer ofrecerte nuestro consuelo.

 

Hemos leído que podrías estar buscando casa. Podrías venir a Palma Palmilla, en Málaga. No te creas lo que se dice de nosotros. Es un barrio con mucha vida. Somos gente, ya lo ves, sensible y solidaria. Que no te va a dar la espalda cuando las cosas no te vayan bien. ¿Ovejas negras? Claro que las hay. Como en cualquier sitio. ¿O es que en tu barrio no las hay? Pero, a pesar de la situación actual, lo que abunda es gente que se esfuerza cada día en ganarse el pan o buscar trabajo. Puedes preguntárselo a los conductores de autobús que por las mañanas nos llevan a las casas, talleres y oficinas donde trabajamos.

Además, para resolver nuestros problemas estamos trabajando en un plan comunitario que se llama Proyecto Hogar y en el que dialogamos acerca de los temas que nos preocupan (vivienda, empleo, educación, inmigración, seguridad vial, …). Eso sin contar con las asociaciones que nos apoyan día a día desde hace muchos años. De hecho se ha creado una etiqueta #somospalmapalmilla donde nos podrás conocer mejor.

Con preocupación estamos al tanto de la salud de tu marido. Aquí hay dos centros de salud donde seguro que le atenderán magníficamente. También estamos acostumbrados a cuidar de los nuestros: llevarles al médico, acompañarles a pasear, estar pendientes de su medicación… y en general a afrontar cualquier situación cotidiana.

Y si tus hijos también se animan, no te preocupes. Hay colegios donde tus nietos podrán estudiar y formarse como personas. Al igual que todos esos muchachos y muchachas del barrio que hoy estudian en la universidad, en escuelas profesionales o, incluso, gestionan sus propias empresas.

Málaga no es un mal sitio para vivir. Y no estamos mal situados. Un paseo te lleva al centro de la ciudad, con sus museos y sus tiendas. Y la autovía que pasa junto a nosotros te deja en algo más de media hora en Marbella. Pero si te animas a venir, seguro que al final no lo echarás de menos. Tenemos un mercadillo donde nos encontramos cada semana y actividades que te harán la estancia más llevadera.

Por tu intimidad no te preocupes. Estamos acostumbrados a tratar con gente famosa. Hemos visto crecer desde niños a numerosos artistas, deportistas, ingenieros, economistas, jueces y, en general, gente relevante que ha podido aprovechar las ocasiones que han tenido para triunfar en su trabajo.

Como ves no somos mala gente. Al igual que tú luchamos por salir adelante en nuestro entorno, a pesar de que a veces nos sintamos un poco abandonados. 

Si al final no ves claro nuestro ofrecimiento no te preocupes. Te podemos comprender. A veces las cosas se
vienen un poco encima. Pero de todo se sale.

Un saludo.

#somospalmapalmilla

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *